miércoles, marzo 01, 2006

Educar ¿ con golpes o sin ellos ?

Se publica resultados de trabajo encuesta acerca del manejo de relaciones padres hijos en España . Lea el artículo y si lo desea...opine . ¿ Cómo estaríamos en Chile ? Muy a menudo da la impresión que los padres " no están ni ahí " con sus hijos y entregan sus responsabilidades y obligaciones a los demás...hasta el cariño .

4 Comments:

At 11:54 p. m., Blogger José Luis Contreras Muñoz opinó...

Jamás conm golpes,pero a veces lo pienso,no es fácil el tema,en la vida real.

 
At 6:35 a. m., Blogger Natacha opinó...

Hola! trabajo con 28 ninos de 4 anos y la verdad que lo unico que se necesita es manejar buenas estrategias, ser consistente, la palabra en el momento que corresponde y harto carino.
Aparte de esto he estado revisando tu blog que tiene harto para leer y para aprender, pero lo mejor de todo y que me ha hecho tremendamente feliz, fue que encontre a mi amiga la vivi, ahi estaba toda bonita ella. Un beso y un abrazo. Y de paso tambien para mi ahijado el Gonzalo...bueno mejor soy como educadora que como madrina.....sigo mirando... hasta una proxima.

 
At 7:52 p. m., Blogger isabel pla opinó...

No soy mamá, pero creo que ya hay sufieciente violencia fuera de la casa, apra más encima golpear a un niño. Pero un tirónsito de brazos de repente, cuando la cosa está demasiado descontrolada, creo que no puede hacer tan mal (ojo, que hablo de un tirón, un llamado de atención, y en niños mayores de 5 años).

Nací en Quillota, en la maternidad del Hospital. Adoro esa ciudad y la siento Mi Pueblo. Mil gracias por las palabras en mi blog y cuéntame, si se puede, cuál es el momento tan lindo por el que atraviesas. Saludos

 
At 8:03 p. m., Anonymous Yolanda opinó...

Hay que ser bestia. A los 5 años los tendones de los huesitos de un chico recién se están formando y están tiernitos. No hay "tironcito" que valga.
Y las huellas que no le causemos en su cuerpo se las causaremos en su cerebro, cuando luego tenga depresiones inexplicables en su vida adulta porque fue agredido por la persona que debió protegerlo.
Y pegar es pegar. La "vida real" no es pegar. Si decimos jamás, es jamás. Dejemos de justificar la violencia con excepciones para exculparnos.
Dejemos de descargar sobre ellos nuestra propia incapacidad para manejar las situaciones y la mala educación que hayamos recibido. Somos adultos responsables.

 

Publicar un comentario

<< Portada